Implantación
mínimamente invasiva

Nature Implants: „El camino agradable para el paciente
que busca una vida de calidad alta y constante“

Conocimientos fundamentales de profesionales experimentados

Los implantes de „Nature Implants“ han sido desarrolados según los últimos avances en esta rama, donde con ellos se logra la implantación mínimamente invasiva por parte de un equipo de dentistas y técnicos dentales experimentados. En este procedimiento avanzado se colocan implantes delicados y esteticos tanto en la mandibula superior como inferior respectivamente, ahí estos toman la función como raíz y ofrecen un soporte extremandamente resistente, lo cual es  necesario para el futuro diente postizo.

Cuidadoso y rápido para el paciente 

Lo especial de la implantología mínimamente invasiva es el poco esfuerzo que se requiere para la colocación de los implantes con el paciente, es decir, casi sin sangrado y se puede hacer dentro de pocos minutos, mientras que en el método convencional se requeriría una cortadura quirúrgica y varias perforaciónes , en el tratamiento mínimamente invasivo solamente es necesario una sola perforación fina de un diámetro de 1.5 mm a través de la encía para colocar el implante en la mandíbula.

Un procedimiento – con innumerables ventajas

Gracias al método mínimamente invasivo los pacientes se quedan casi sin dolor y molestias, además pueden aprovechar una cicatrización sumamente rápida, así como una rapida disponibilidad de carga de los implantes. El poco esfuerzo de la implantología mínimamente invasiva logra que el paciente en pocas sesiónes obtenga su dentadura postiza y logra que las soluciónes provisionales sean cosa del pasado.

El resultado es al 100 % – el precio solamente es un 50%

Los resultados obtenidos, no muestran ninguna desventaja en comparación con el método convencional. ¿Por qué? Debido a que los implantes de „Nature Implants“ tienen una base firme y además fijan fundas individuales, puentes o dentadura postiza retirable. Gracias al poco esfuerzo para poner el implante todo el tratamiento es claramente más económico, situación que permite que hoy en día la implantología mínimamente invasiva sea el  futuro.